Blockchain: la revolución digital profundamente disruptiva

¿Qué es Blockchain?

Blockchain es un tipo de libro mayor distribuido, formado por datos digitales inalterables grabados en bloques. La cadena de bloques está basada en la teoría de juegos, la criptografía y la ingeniería de software para que una red de computadoras anónimas pueda llegar a un consenso sobre un registro compartido. Cada bloque está encadenado al siguiente mediante una firma criptográfica. Así pues, una blockchain sirve como registro inmutable de todas las transacciones/operaciones que han tenido lugar desde su origen.

Sus primeros orígenes se remontan a las investigaciones de hace 40 años con los estudios de métodos de pago electrónico descentralizados. Sin embargo, el proceso culmina cuando Satoshi Nakamoto, rodeado en un halo de misterio al ocultar su identidad, publica un paper titulado : Bitcoin: A Peer-to-Peer Electronic Cash System. En enero de 2009, apenas han pasado 10 años, la red Bitcoin entra formalmente en funcionamiento con la publicación del primer programa cliente, de código abierto, así como la creación del bloque génesis y las primeras transacciones.

Internet del valor y descentralización

Que la llegada de Internet ha cambiado nuestras vidas es un hecho irrefutable. Han sido empresas por todos conocidas, como Amazon, Apple, Google o Facebook, las que se han posicionado entre las de mayor capitalización gracias al manejo de la información. Ellas y muchas otras son el reflejo de que, con el internet de la información, han sido capaces de crear industrias y servicios con nuevos modelos de negocio en los distintos sectores económicos.

El siguiente paso en la evolución de Internet va a ser lo que se ha dado en llamar Internet del valor. Un paso natural y que viene de la mano de la tecnología Blockchain. El Internet del valor no solo trata de transmitir información, sino de transmitir valor de forma digital y descentralizada. Se elimina así la entidad central que hasta ahora necesitábamos para crear ese entorno de confianza y que imponía las reglas del juego a los participantes del sistema.

Citando al creador de Ethereum, la segunda gran blockchain tras Bitcoin, Vitalik Buterin:

Las cadenas de bloques están políticamente descentralizadas (no hay nadie que las controle) y arquitectónicamente descentralizadas (no hay punto central de fallo de infraestructura) pero están lógicamente centralizadas (hay un estado comúnmente acordado y el sistema se comporta como una sola computadora)

La confianza y el problema del doble gasto (double spending)

Todo sistema de intercambios se basa en la confianza, bien entre los propios interlocutores si se conocen entre sí, bien a través de un tercero que certifica que esa transacción es correcta. Actualmente, si A quiere enviar 10 euros a B realizará una transferencia a través de un banco. El propio banco se encargará de comprobar que hay como mínimo 10 euros en la cuenta de A y los trasladará a la cuenta de B. Esta operación tardará un tiempo determinado y tendrá un coste concreto.

Como señala Don Tapscott, la confianza consiste en esperar que la otra parte se comporte atendiendo a los cuatro principios básicos de la integridad: la honradez, la consideración, la responsabilidad y la transparencia. Si conocemos a la otra es mucho más sencillo, pero: ¿qué ocurre cuando no la conocemos? Necesitaremos de un tercero en quien confiar. Hasta ahora, los todopoderosos bancos, gobiernos, empresas como PayPal, Uber o Apple, han sido los intermediarios que se enriquecían ofreciendo ese rol de intermediación a través de establecer confianza entre las partes.

El doble gasto sucede cuando una cantidad de dinero es gastada más de una vez. Escenario en el que alguien intenta enviar la misma transacción a dos o más destinatarios. Pero ésto no solamente ocurre con el dinero: cuando nosotros adjuntamos un fichero de texto en un correo electrónico estamos creando una copia que quedará recogida en el ordenador del destinatario. El problema de un fichero digital es que se puede reproducir infinitamente, como ya han descubierto las industrias de los contenidos audiovisuales.

Pero esto deja de ser así con la creación de Bitcoin. Satoshi Nakamoto resuelve este problema clave para evitar el doble gasto. Crea una red descentralizada P2P, la blockchain Bitcoin, donde nadie puede gastar los tokens bitcoin en más de una ocasión. Serán los mineros, mediante la resolución de complejos algoritmos (prueba de trabajo), los que autoricen y den fe de que las transacciones se realizaron correctamente. Este registro o libro contable virtual, al ser público, puede ser consultado y auditado por cualquier persona.

Criptografía

La criptografía, según reza el diccionario, es el arte de escribir con clave secreta o de un modo enigmático. Es la conjunción entre matemáticas e informática que estudia los algoritmos para ocultar aquella información a quien no debe verla.

No se entendería la tecnología blockchain sin la criptografía, pues se utiliza para la integridad de la cadena de bloques, para los mecanismos de consenso o para el funcionamiento de la red de nodos, entre otros. Por ello, representa la seguridad que aporta la credibilidad que necesita el propio sistema.

Funcionamiento de una blockchain

Pero, ¿cómo funciona una blockchain? Los datos se plasman de manera secuencial y permanente en forma de bloques. Cada bloque está unido al inmediatamente posterior mediante una firma criptográfica creando una secuencia o cadena. Mediante el minado se consigue la autovalidación de los datos sin recurrir a un tercero que certifique las transacciones. El registro no está alojado en un único servidor sino que está distribuido en miles de nodos. Así pues, pueden acceder al mismo todas aquellas personas que dispongan de los permisos oportunos.

Para entender el proceso os dejamos esta infografía donde se explica de manera sencilla y visual (pincha la imagen para ver a tamaño completo):

Infografía blockchain

Fuente.

Dificultades a superar

Hemos de tener en cuenta que el “ecosistema blockchain” es una tecnología nueva, que apenas tiene unos cuantos años desde su creación, por lo que le falta un largo camino para que se consolide. Tapscott señala diez desafíos que se deben afrontar en estos próximos años:

  1. La tecnología no está hecha para el gran público.
  2. La energía que se consume es insostenible.
  3. Los gobiernos lo reprimirán o lo utilizarán mal.
  4. Las poderosas empresas del viejo paradigma se adueñarán del nuevo.
  5. Los incentivos no se adecuan a la colaboración masiva distribuida.
  6. Las blockchains quitan empleo.
  7. La dificultad de gestionar los protocolos.
  8. Los agentes autónomos distribuidos serán Skynet.
  9. El Gran Hermano sigue observándonos.
  10. Los delincuentes lo usarán.

Conclusión

Del mismo modo que Internet cambió la manera de vivir de la gente, la manera de relacionarse y creó nuevos modelos de negocio, entre otras cuestiones, con la llegada de la Internet del valor vamos a ver un cambio de paradigma y una nueva forma de entender el mundo que afectará al día a día de las personas. Y no se trata solamente del sector bancario: en cualquier sector donde pongamos el foco veremos cómo la Blockchain hará su entrada antes o después. Se va a ver afectado el mundo de las telecomunicaciones, el de las aseguradoras, el nuevo modelo energético, el sector de la salud o de las farmacéuticas, el mundo de los juegos online, los medios de comunicación, las ONGs, el sistema de la administración, el escenario político, o cualquier otra industria que se nos ocurra.

En este mundo globalizado debemos dar soluciones a cuestiones técnicas como la escalabilidad, resolver aspectos vitales sobre la identidad digital, o establecer de forma conjunta las regulaciones correspondientes, entre otros. Sin embargo cuestiones básicas como transparencia, consenso y confianza hacen que la Blockchain se presente como una nueva revolución digital profundamente disruptiva.


Please follow and like us:

41 Respuestas a “Blockchain: la revolución digital profundamente disruptiva”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
http://observatorioblockchain.docuteria.es/blockchain-la-revolucion-digital-profundamente-disruptiva">
LinkedIn